Ensayo con SORPRESA

Ensayo con SORPRESA

Normalmente ensayamos los martes y los jueves de 8 a nueve y media de la noche. Hoy estuvimos repasando villancicos con toda normalidad. Al final, nos pusimos a ensayar el “ALELUYA” de Händel, aprovechando que estaba Jesús, el organista (el cual, dicho sea de paso, compagina su labor de profesor en las contiguas aulas de música con su participación en el coro). Cuando íbamos por el compás veintitantos entran en el salón dos coristas portando una enorme tarta y, como si fuera una variación de esa majestuosa melodía que forma parte de ”El Mesías”, continuaron todos cantando el “Cumpleaños feliz”, celebrando los ya muchos años que cumple esta noche el director. Le cogió de sorpresa este entrañable detalle, que recibió con gran emoción. Se acabó el ensayo, se sacaron fotos y se brindó con sidra champanada asturiana (como debe ser) que acompañó a los sabrosos trozos del pastel que todos degustamos.

GRACIAS, amigos... a TODOS..., incluídos cómo no? l@s que no pudieron vernir hoy al 'ensayo' por diversos motivos (algunos muy tristes, como en el caso de Marilé).
Y, como dijimos este domingo en Puertas, que podamos volver a reunirnos todos de hoy en un año.

GRACIAS por tu REPORTAJE FOTOGRÁFICO, Laura –que ya eres la 'camerawoman' oficial del Coro–!


Como colofón a este ENSAYO CON SORPRESA, hay que añadir otra nueva sorpresa: Un obsequio al Director que, en posterior ensayo, le dedicaron Luis Martínez y Marilé: un artístico, práctico y valioso ATRIL, una verdadera obra de arte y artesanía que demuestra una vez más (ya tenemos en el Coro un hermoso paragüero tallado) la categoría de tallista que tiene Luis. Un millón de GRACIAS... !!

Se incluyen todas las fotos porque no tienen desperdicio

Fotos