DÍA  GRANDE:  SAN  ANTONIU

DÍA GRANDE: SAN ANTONIU

En una mañana espléndida, soleada, con temperatura ideal (aunque resultaría calurosa para las innumerables niñas, jóvenes y adultas que vestían las galas del traje de aldeana), se celebró el DÍA DE SAN ANTONIU en nuestra ciudad.

Por lo que respecta a nuestro Coro, tras la procesión primera, a media mañana, que bajó al Santu desde su capilla en el robledal de Cangues de Arriba hasta la iglesia parroquial, tuvo lugar la MISA solemne que presidió el Sr. Arzobispo de Oviedo Fr. Jesús Sanz Montes –franciscano, como San Antonio–. acompañado por dos concejalas de la nueva Corporación municipal y el nuevo alcalde José Manuel González Castro. Se inició la ceremonia religiosa con la entrada en la iglesia de los cinco ramos de pan que llevaban a hombros jóvenes vestidos de 'aldeanos'que 'escoltaron' dos interminables filas de 'aldeanas', precedidas por un buen número de niñas y niños muy pequeños –algunos en sus coches-bebé o en brazos u hombros de sus padres o abuelos–, vestidos todos también con el traje regional, acompañando sus rítmicos pasos con la tradicional música de origen cabraliego –panderetas, tambores y cántico del largo romance de 26 estrofas que comienza así: "Hoy día de San Antonio alegre y es`plendoroso a toda la concurrencia un saludo cariñoso".

La iglesia, llena a rebosar, tanto abajo como arriba. El Sr. Arzobispo inició la Eucaristía, acompañado de dos sacerdotes (D. Raúl –párroco en Cuba, que está en España visitando a sus familiares en Vallobil-Parres- y D. Fernando Fueyo, –consiliario del Sporting–), actuando Don Luis Álvarez, nuestro párroco, como 'Maestro de Ceremonias'.

Arriba, en el Coro, todos dispuestos para empezar. Al órgano, Fernando Álvarez, el experto y experimentado organista de Covadonga que colabora con nosotros desinteresadamente cuando lo precisamos. Interpretamos la "MISA 1 PONTIFICAL" de Lorenzo Perosi,,en latín, que año tras año venimos cantando en la fiesta de San Antonio, y sólo en este día. Los Kiries, el Sanctus, el Benedictus y el Agnus –el Credo no lo cantamos porque es demasiado largo–, son espectaculares; pero el GLORIA es el que se lleva la palma con su impresionante final. Por algo nuestro recordado antiguo párroco Don Juan la llamaba la 'Misa de los amenes'!.

En el Ofertorio entonamos el HIMNO DE SAN ANTONIO que comienza con este estribillo: "Pues vuestros santos favores dan de quien sois testimonio, humilde y divino Antonio, ¡rogad por los pecadores!"

En la Consagración la Banda de Gaitas "Ciudad de Cangas de Onís" interpretó el HIMNO DE ASTURIAS.

En la Comunión, el ALELUYA de "El Mesías" de Händel –que acompañó al órgano el director de la Banda de Gaitas Jesús Miguel, y a continuación el Ave verum de Mozart, éste con Fernando de nuevo al órgano.

No cantamos más, pues la despedida correspondió a las aldeanas con sus panderetas y tambores, que iniciaron la larguísima e impresionante procesión que subió al Santu a su capilla del robledal.